En Animales Ripollet nos encargamos, junto a los alimentadores, de gestionar las colonias del municipio, velando por la alimentación, la protección, el resguardo y la atención veterinaria de todos los gatos. Constantemente se hacen intervenciones en alguna de ellas, si no en varias, y se hace especial hincapié en el control de natalidad para evitar la rápida proliferacion de los felinos. También intentamos mantener la buena conviviencia entre los animales y las comunidades de vecinos adyacentes a las colonias para asegurar el bienestar de todos.

Como se recoge en la normativa municipal, todo alimentador oficial de una colonia debe haberse formado en un curso que lo cualifica para alimentar y velar de forma correcta por los animales, respetando al mismo tiempo el espacio público y al resto de ciudadanos. Desde Animales Ripollet organizamos este curso de capacitación con el cual se certifica la preparación del alimentador mediante la entrega de un carnet que todos deben poseer.

EL TRABAJO EN LAS COLONIAS